El Rinoceronte – Alexander Scott

Resumen – 1ra. Parte

EL ARTE DE AVANZAR “A  LA CARGA”

El secreto para el éxito es, naturalmente, convertirse en rinoceronte.

¡Es muy divertido ser un rinoceronte!

Es un hecho de que ello es tan divertido que te levantarás muy temprano cada mañana,  nada de guardarse durmiendo hasta el ultimo momento posible.

A las seis de la mañana, saltarás de la cama como un rinoceronte; luego una ducha, una cepillada de cuernos, tu ropa rinoceronte y presto, ¡A la carga!

PONTE FEROZMENTE CAZADOR

 La primera orden del día como rinoceronte es la de cargar. Ojalá tengas algo hacia lo cual cargar.

Debes tener algunas metas que le den un objetivo a tu vida.

Ya es tiempo para decir: “ya he tenido suficiente de esto de ser una vaca perezosa pastando todo el día y día tras día. ¡Ya estoy harto de no hacer nada, de no ver nada, de no conseguir nada! ¡Hoy me estoy despertando como un rinoceronte! Voy a sacrificar la seguridad y complacencia de este pastaje y voy a vivir una vida de rinoceronte, excitante y llena de aventura en la selva”.

Juraste jamás regresar a aquel pastaje. Olvídate de tus perezosas amigotas las vacas. Sal y hazte amigo de rinocerontes. ¡A la carga!

EMBISTE MASIVAMENTE

Carga masivamente y tendrás éxito masivo.

Cuando te afrontes con un reto, no lo enfrentes como un asustado perrillo de las praderas, da de ti todo lo que tengas nunca permitiendo que ni el menor pensamiento de fracaso cruce tu mente.

¡Eres un rinoceronte! No hay nada que no puedas hacer.

Desde el mismo instante en que saltes de la cama por la mañana hasta cuando te acuestes por la noche, debes estar cargando masivamente.

Contigo debe ser todo o nada. Eres un rinoceronte a toda carga con el acelerador hasta el piso: ¡A toda maquina hacia delante!

CUERO DE DOS PULGADAS DE ESPESOR

 Afortunadamente para ti, tienes esa coraza de rinoceronte de dos pulgadas de espesor, porque ocasionalmente te alcanzará alguno que otro torpedo.

No te preocupes. Eres un rinoceronte. Tu cuero es tan grueso que casi no sientes. Quizás de vez en cuando te quiten un poco de respiración, pero rápidamente estas de pie cargando nuevamente.

Sí señor, eres un rinoceronte y puedes aguantar la adversidad.

Eres un gran rinoceronte de dura piel, feroz y de fuerte carga y los torpedos se  agotarán antes de que pienses siquiera en volver a ser una vieja vaca perezosa. ¡Sigue Embistiendo!

CARGA CON UN PROPÓSITO FIJO

 Todas tus energías se deben dirigir hacia la consecución de tu único ardiente deseo.

La razón por la cual eres tan peligroso es porque una vez que arrancas en tu carga hacia un objetivo nada puede distraerte.

Primero te concentras en lograr tu primer objetivo y luego te lanzas a la carga a la próxima meta.

Un lente de aumento jamás hará arder algo si no se fija en un solo sitio continuamente y durante determinado lapso de tiempo.

Podrá ser mañana o quizás el mes entrante, pero debes saber que si concentras tus energías pronto tendrás una rugiente llamarada.

Luego puedes continuar y comenzar tu próxima hoguera.

MANTENTE ALERTA A LAS OPORTUNIDADES

 Como buen rinoceronte siempre estas alerta. Es imprescindible estar alerta en la jungla.

Por eso es que no se encuentran ni vacas ni ovejas en la jungla. No podrían vivir.

Tus agudos ojos todo lo ven y tus oídos exploran el área como un radar para detectar el más leve sonido.

Todo su ser está a la expectativa de una oportunidad para lanzarte a la carga.

CARGA CONTRA LAS OPORTUNIDADES

 ¿Qué es ese olor? Tu gran cuerpo esta tenso, listo para saltar a la acción.

Lentamente volteas tu cabeza hacia la dirección del olor. Tus ojos vigilan para captar cualquier señal de una oportunidad verdadera.

¡De repente, la divisas! ¡Es la oportunidad! También ella te ve y como un disparo ambos arrancan a través de la jungla.

Tres toneladas de bufante rinoceronte a todo escape hacia la oportunidad, venciendo cuanto obstáculo se opone en tu camino.

Los árboles y la vegetación te hiere la piel pero tu ni siquiera lo sientes.

Tienes la oportunidad a la vista y le estas ganando terreno. Es sin lugar a dudas una buena oportunidad y la persecución es ardua y prolongada.

Por la selva, a través de los ríos y las montañas sigues la persecución sin desfallecer en un solo momento.

COMBUSTIBLE RINOCERONTE

 ¿Qué es eso que hace que un rinoceronte se lance a la carga, muchas veces en oposición a tremendas y aparentemente invencibles dificultades? ¿Y que es lo que mantiene al rinoceronte en actitud de carga?

Hay algo que genera esa potencia que lo mantiene listo para la carga día tras día. Parece que es autogenerada pues nunca se agota ¿qué es lo que causa esa gran motivación? Pues bien, eres rinoceronte. ¡Descubre el secreto tu mismo!

¡TU CREES EN EL ÉXITO!

 Eso es: ¡creencia! Las vacas sencillamente creen que pueden lograr algo, ni siquiera lo intentan. ¡Ni siquiera ensayan la carga una sola vez!

Ven todas las oportunidades que flotan a su lado, pero tienen la creencia que las buenas oportunidades solas se hicieron para unos predestinados rinocerontes.

Las vacas sostienen que son realistas pero nosotros sabemos la verdad. O son sencillamente ignorantes, perezosas, o están tratando de racionalizar su fracaso.

EL ÉXITO ES TUYO

 El éxito esta ahí a disposición de quien se levante arranque tras él.

Sabes y crees firmemente que cualquier cosa que quieras la puedes perseguir y tendrás muy buenas probabilidades de conseguirla.

Ya te la imaginas como tuya. Saboreas la victoria de haberla conseguido. Es tu fe la que acciona tu motor. Es tu fe lo que té llena de entusiasmo para poder cargar a pesar de los torpedos.

Tu entusiasmo electrifica tus células y les da vida. Eso es lo que te impulsa a saltar de la cama muy temprano cada mañana.

Eres un rinoceronte cargante a causa de tu desbordante entusiasmo generado por tu fe; tu fe en que podrás ejecutarlo todo y verlo todo.

LOS RINOCERONTES VIVEN MOTIVADOS POR LA NATURALEZA.

Los rinocerontes sienten particular agrado por la vida. Les encanta de tal manera la vida que raramente sé vera a un rinoceronte con problemas de alcohol o de drogas.

Sigue, creyendo; sigue a la carga. Imagínate alcanzando tus metas. ¡Tú sabes que lo puedes lograr, puesto que eres un rinoceronte! Tu entusiasmo te mantendrá a la carga.

¡Carga! ¡Carga! ¡Carga!

Si en algún momento parece que tus baterías se han descargado, ya sabes que fue lo que sucedió. Tu fe se ha debilitado. Sigue creyendo en ti mismo. Lo tienes que hacer.

Nadie hará eso por ti. Tiene que surgir desde dentro de ti mismo. ¡Ten fe y tendrás éxito!

EL ENTRENAMIENTO DE UN RINOCERONTE- TODO ÉXITO ES UN ESTADO MENTAL

 El ingrediente más importante en esto de ser un rinoceronte efectivo es tu propia actitud. Si en realidad no quieres ser rinoceronte no cargarás como tal.

Hay algo que persigues. Si no sales de inmediato y te lanzas a la carga sientes que vas a estallar por todo el exceso de energía que llena tus venas.

Lánzate hacia una meta digna de rinoceronte; una meta igual a tu potencial. No te subestimes.

DECLÁRATE RINOCERONTE

 Escribe:

¡Soy rinoceronte! ¡Tengo un espíritu a prueba de torpedos!

¡Estoy lleno de energía y no puedo esperar a levantarme por la mañana y lanzarme a la carga!

 Ahora, también escribe una frase anunciando el hecho de que has alcanzado determinada meta y la fecha en que quieres que se realice.

Es muy importante hacer la afirmación como si ya hubieras cumplido tu meta.

Enseguida pon las dos tarjetas en la cabecera de la cama y antes de dormirte cada noche léelas para ti mismo en vos alta.

Hazlo de nuevo por las mañanas apenas despiertes. Trata de leer las tarjetas con sentimiento y fe.

INICIA LA ACCIÓN

 Estas afirmaciones no te harán ningún beneficio si no la combinas con la acción. Di que eres un rinoceronte y actúa como tal.

El leer algunos consejos sin actuar es sencillamente engañarse a sí mismo. Habitúate a estar en acción. Habitúate a estar persiguiendo tus metas.

Dite a ti mismo que no puedes esperar a que llegue la mañana para levantarte a la carga y cuando llegue la mañana, SALTA rápido de la cama y comienza ¡¡ A CARGAR!

MANTÉN TU ESPÍRITU RINOCERONTE

 No prendas el televisor ¿Cómo crees que afecte esto tu habilidad para lanzarte a la carga todo el día? ¿Por qué te debes someter a esta clase de estímulos negativos?

Ciertamente tienes un cuero duro pero no tiene sentido que te apuntes con un cañón.

En lugar de ello, lee libros y revistas que señalen los aspectos positivos de la vida o lee material educacional.

Nosotros nos convertimos en el producto de tres cosas: de la gente con quien nos asociamos, de los libros que leemos y de las cintas que escuchamos.

SEGÚN CON QUIEN ANDES ASÍ TE CONVERTIRÁS

 A la carga con los rinocerontes y a volar con las águilas, a correr con las chitas ya comer con los leones.

Las vacas te van a quitar el entusiasmo.

Asóciate con los activos, los que logran cosas, los positivos, los enérgicos y siempre serás un rino a toda carga.

LEE BUENOS LIBROS

 Si comes tierra y basura tres veces por día, tu cuerpo comenzará a indicarlo. Lo mismo sucede con lo que alimentes a tu mente.

Comienza tu biblioteca de éxitos. Hallarás en esos libros provechosas ideas y te mantendrán siempre en actitud de carga.

El consejo de Jim Rohn dice: “no dejes que tu aprendizaje te conduzca a la sabiduría, deja que te conduzca a la acción”

¡HAZ PLANES PARA SER UN RINO PRÓSPERO!

 Hay excelentes probabilidades de conseguir todo lo que se planea.

Haz planes de ser un rino rico, lánzate a la carga con tus planes y seguramente llegarás a ser un rino rico.

Los sueños no siempre se convierten en realidad, pero los planes que se ejecutan, de seguro se materializan. Planea tus sueños y luego trabaja sobre el plan. Así tendrás la oportunidad de que tus sueños se conviertan en realidad.

Tus planes no saldrán siempre exactamente como piensas. A veces tendrán que ser modificados.

No tires la toalla si parece que tus planes no están saliendo como pensabas. Recuerda tu persistencia y tu cuero de dos pulgadas de espesor.

Haz planes nuevos. ¡Mantente a la carga!! No planees demasiadas cosas a la vez.

Recuerda lo del lente de aumento. ¡Ataca tu plan!

¿CUÁLES SON TUS METAS?

 El fijar metas es parte de tu plan. Tu plan siempre debe estar orientado hacia el logro de tus metas.

De esto es de lo que esta hecho el Éxito. Los rino viven de metas y cargan hacia esas metas con una intensidad sin igual en ningún otro animal.

Diseña la vida que quieres vivir. Haz planes sobre metas a largo plazo: lo que quieres ser y lo que quieres hacer con tu vida.

Haz planes de metas intermedias. Finalmente, planea tus metas inmediatas.

¡¡¡COMIENZA A CAMINAR YA!

PARA CONSEGUIR HAY QUE DAR

 Cuanto más emprendedor seas tú, también más libre serás.

La única regla vigente es que tienes que dar para conseguir. Lo que cosechas es lo que has sembrado.

Escribe esta regla ahora mismo para que jamás la olvides.

TENGO QUE DAR PARA RECIBIR

 Esto significa que cuanta más energía pongas en algo, más vas a sacar de allí.

Da de ti con la seguridad de que recibirás diez veces mas de lo que diste. Así son las cosas en esta vida. El granjero siembra una tacita de maíz y cosecha un quintal.

                                                                       Continuará…

Deja un comentario

Archivado bajo Desarrollo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s