La Presencia de Dios:

La presencia de Dios me apoya

Mantener en mi mente la imagen de lo que deseo lograr y los dones y poderes que yacen en mí abre, de par en par, las puertas a las posibilidades. En momentos de reto, mantener imágenes mentales positivas me ayuda a establecer las bendiciones que deseo.

Mantengo mi imaginación y mis pensamientos fijos en los dones divinos, oro y medito. Me afianzo en la presencia de Dios aquí y ahora. Gracias a esta Presencia, tengo todo lo que necesito para cambiar mis circunstancias y tener éxito. Acojo este conocimiento interno de apoyo divino y avanzo. Acepto los dones del Espíritu y hago lo que debo hacer.

El Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho. —Juan 14:26

Deja un comentario

Archivado bajo Sabiduría y Espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s