Antioxidantes:

Aunque no estemos conscientes, cada segundo nuestro organismo libera una batalla interna: aquella entre antioxidantes y radicales libres. Para entender este proceso primero es necesario saber “quienes o que” son los segundos implicados.

El ser humano tiene un enemigo natural con el que libra una lucha en silencio que puede llevarlo a la muerte: los radicales libres, de los que sabemos poco y más nos vale saber más.

El daño que provocan se dirige a las membranas (capas protectoras) de millones de células, alterando su información genética y facilitando el camino para desarrollar diversos tipos de enfermedades.

Si al deterioro acumulado con el paso del tiempo le añadimos los factores de riesgo que elevan la producción de radicales libres -como contaminación atmosférica, humo del tabaco, algunos productos químicos (herbicidas, pesticidas), grasas saturadas, radiación ultravioleta y rayos X-, estaremos en un inminente conflicto que puede causar serios daños a la salud.

Nuestro cuerpo los fabrica para luchar contra bacterias y virus, frenar los procesos inflamatorios y regular la consistencia (firmeza) de los músculos. Pero en exceso, aceleran el envejecimiento de las células, provocan fatiga y favorecen la aparición de arrugas.

Así ocurre porque aproximadamente a los 30 años de edad las células afectadas empiezan a manifestar problemas, lo que puede desencadenar problemas cardiovasculares y afecciones en vías respiratorias, así como los primeros pasos de enfermedades degenerativa (artritis, Parkinson, cataratas) e inclusive el desarrollo de cáncer.

Los compuestos que contrarrestan sus efectos negativos reciben el nombre de antioxidantes, y han demostrado que pueden ser la protección más eficaz contra el envejecimiento celular y las enfermedades degenerativas.

Vitamina E (tocoferoles).

Considerada una de los antioxidantes más potentes, es una grasa soluble antioxidante, que inutiliza a los radicales libres impidiendo que produzcan lesiones a los tejidos. Se encuentra en aceite de oliva y semillas como nuez, almendras, avellanas, girasol, germen de trigo y soya; además del pavo, col, pimiento y espárrago.

Vitamina C.

Es la primera línea de defensa antioxidante en la sangre. Se obtiene de espinaca, col, jitomate, fresa, kiwi, naranja, mandarina, toronja, melón, guayaba y papaya.

Vitamina A.

De gran acción antirradical y protección a las membranas celulares, sobre todo en piel, uñas y cabello. Se consume a través de hígado de pescado, zanahoria, espinacas, berros, queso y mantequilla.

Caroteno.

Se combina con el tocoferol para impedir daños en las membranas celulares, y puede comerse en acelgas, berros, lechuga, apio, pepino, tomate, calabacitas, zanahoria, col, así como espárragos, guayaba, mandarina, melón, mango, sandía, uva y papaya.

Selenio.

Mineral de vital importancia en la acción antioxidante; se localiza en pastas, harina, pan de trigo y arroz integral, cebolla, jitomate, brócoli, melón, así como atún, sardinas, bacalao, salmón, trucha y nueces.

Flavonoides.

Se les denomina superantioxidantes, pues poseen propiedades antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas. Ejercen gran protección en huesos y piel, así como sistema nervioso, circulatorio y genitourinario. Los consumimos a través de naranja, limón, cebolla, cereza, manzanas, soya, uvas, aceitunas, apio, brócoli, cebolla, lechuga, cítricos y pera.

Considere que no es complicado ayudar al organismo en la lucha contra los radicales libres, lo que a la larga nos protegerá de padecimientos que disminuyan nuestra calidad de vida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Salud y Belleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s